No hate. No violence
Races? Only one Human race
United We Stand, Divided We Fall
Radio Islam
Know Your enemy!
No time to waste. Act now!
Tomorrow it will be too late

English

French

Deutsch

Arabic

Swedish

Spanish

Portug.

Italian

Russ.

Bulg.

Croat.

Czech

Danish

Finn.

Hungar.

Nether.

Norw.

Polish

Rom.

Serb.

Slovak.

Indon.

Türk.

汉语
Consideraciones sobre la deportación de judíos de Francia y Bélgica al este de Europa en 1942


Por Enrique Aynat 

1 - 2 - 3 - 4

[27]

2 LOS DOCUMENTOS ALEMANES DE PARIS

Estos documentos proceden principalmente de los archivos de la Gestapo de París y fueron incautados por las autoridades francesas tras la retirada de los alemanes en 1944. Posteriormente, el grupo de documentos que tenía que ver con la deportación de los judíos fue cedido al Centre de Documentation Juive Contemporaine de París, que los conserva actualmente.

Según estos documentos, la deportación de los judíos de Francia tenía como finalidad la prestación de trabajo en Auschwitz. En una conferencia celebrada el 11 de junio de 1942 en la RSHA de Berlín y a la que asistieron los responsables de asuntos judíos de la policía alemana en París, Bruselas y La Haya, se comunicó que Himmler había ordenado que o bien de Rumania o bien de los países occidentales ocupados fueran dirigidas a Auschwitz "para la prestación de trabajo (zwecks Arbeitsleistung) grandes cantidades de judíos". Era condición fundamental que los judíos (de ambos sexos) estuvieran en edades comprendidas entre los 16 y los 40 años, aunque podían ser enviados también un 10% de judíos no aptos para el trabajo. Por ello, se acordó que fueran deportados 15.000 judíos de Holanda, 10.000 de Bélgica y 100.000 de Francia (l).

Que la finalidad de la deportación era llevar mano de obra a Auschwitz aparece con claridad en numerosos documentos. Por ejemplo:

- En una carta Adolf Eichmann (2) indica que estaba previsto que hacia mediados de julio o principios de agosto de 1942 fuesen transportados 40.000 judíos de Francia, 40.000 de Holanda y 10.000

[28]

de Bélgica "para la asignación de trabajo en el campo de Auschwitz (zum Arbeiteinsatz in das Lager Auschwitz)". "El grupo de personas implicado -dice Eichmann- comprende ante todo judíos aptos para el trabajo (auf arbeitsfahige Juden)" (3).
- En unas "directrices para la evacuación de judíos", realizadas por un funcionario de la policía alemana en París, se dice que estaban destinados a la evacuación los "judíos aptos para el trabajo, de ambos sexos, y de edad comprendida entre los 16-45 años". Estas personas debían llevar entre su vestuario "un par de fuertes botas de trabajo" y un "traje de trabajo" (4).

- En otro documento se indica que la policía alemana en Francia estaba decidida en el verano de 1942 a transportar a Alemania 100.000 judíos, "ya que allí son necesitados para usos de trascendencia bélica (fur kriegswichtige Einsätze)" (5).

- En un telegrama dirigido por el embajador alemán en París, Otto Abetz, al ministerio de Asuntos Exteriores, se indica que por parte de la embajada no había ningún inconveniente respecto a la deportación de 40.000 judíos de Francia "para la asignación de trabajo en el campo de Auschwitz (zum Arbeitseinsatz in dem Lager Auschwitz)" (6).

De la lectura de los documentos alemanes se desprende que el objetivo de los ocupantes era ante todo facilitar mano de obra judía a la industria de guerra alemana y en concreto a la situada en Auschwitz. De ahí que, de momento, los alemanes no tuviesen interés en detener a gente que no sirviera para su propósito. Por ejemplo, en unas conversaciones francoalemanas destinadas a organizar una gran redada en París de judíos extranjeros y apátridas, se reveló que de entre la población judía objeto de la redada había que descontar a "los judíos enfermos, no aptos

[29]

para el transporte y muy viejos (kranken, transportunfahigen und zu alten Juden)". También se acordó que los niños de los padres y madres detenidos permanecerían en Francia a cargo de las organizaciones judías (7).

En una reunión posterior se fijó el límite de edad para ser detenido en la inminente redada en 55 años para las mujeres y 60 para los hombres (8).

La gran redada de judíos extranjeros y apátridas tuvo lugar en París los días 16 y 17 de julio de 1942. En seguida, los hombres y mujeres solteros y los matrimonios sin hijos fueron trasladados al campo de Drancy, de donde serán deportados "con el fin de la asignación de trabajo en el Reich (zum Zwecke des Arbeitseinsatzes im Reich)". Tras la redada se comprobó que habían sido detenidas 12.884 personas, de las cuales 4.051 eran niños. Los niños serían trasladados de momento a los campos para judíos de Pithiviers y Beaune-la-Rolande, ya que todavía no se había tomado una decisión sobre la posibilidad de transportarlos al Reich (9).

El 20 de julio, A. Eichmann comunicó telefónicamente el destino de los niños detenidos. Eichmann había decidido que "tan pronto sea posible de nuevo la deportación al Gobierno General (10), podrán circular los transportes de niños (sobald der Abtransport in das Generalgouvernement wieder moglich ist, Kindertransporte rollen)". Se comunicaba también que se conseguirían alrededor de 6 trenes a finales de agosto o a comienzos de septiembre con destino al Gobierno General (10), que transportarían judíos de todas clases, "también judíos no aptos para el trabajo y viejos (auch arbeitsunfahige und alte Juden)"(11).

En definitiva, Eichmann había decidido que se deportaría a los niños judíos detenidos en la gran redada de los días 16 y 17 de julio. Ahora bien, es importante destacar que, según el documento, los niños judíos iban a ser deportados al Gobierno General, no a Auschwitz. Auschwitz no estaba en el Gobierno General. En efecto, Auschwitz fue incorporado al territorio del Reich en septiembre de 1939 y no formó nunca parte del mencionado Gobierno General. Este detalle es digno de destacar porque demuestra que al menos hasta el 20 de julio A. Eichmann, el máximo responsable de la deportación de los judíos, no tenía pensado exterminar a los niños judíos franceses en Auschwitz.

El 11 de agosto un miembro de la policía alemana de París dirigió un teletipo a la RSHA solicitando información sobre la manera en que la deportación de los ninos debía tener lugar. Lo más significativo de este documento es el encabezamiento, que dice: "Asunto: deportación de judíos a Auschwitz; aquí evacuación de los niños judíos (
Abtransport von Juden nach Auschw ítz; hier Abschub der Judenkinderl'' (12).

Dos d ías más tarde, contestaba la RSHA mediante otro teletipo ordenando que los niños judíos debían ser enviados "poco a poco (nach und nach)" en los transportes de adultos previstos a Auschwitz. En "ningún caso (keinesfalls)" pod ían ser puestos en camino convoyes compuestos de niños exclusivamente. Este teletipo lleva un encabezamiento muy semejante al primero: "Asunto: deportación de judíos a Auschwitz, allí evacuación de los niños judíos ( Abtransport von Juden nach Auschwitz, dort Abschub der Judenkinder)''(13). 1

A mi juicio, cabe interpretar estos documentos de la manera siguiente: al principio estaba previsto deportar a los ni ños judíos al Gobierno General, pero dado que no era aconsejable -seguramente por razones propagandísticas- poner en marcha convoyes

[31]

compuestos en su totalidad por niños, se decidió enviarlos poco a poco, mezclados con los judíos adultos, en los transportes destinados a Auschwitz. Una vez allí (
dort, hier), en Auschwitz, los ni ños serían deportados de nuevo, probablemente al Gobierno General. Esta interpretación respeta el texto de los encabezamientos de los teletipos a la vez que es coherente con el contexto.

En suma, lo que resulta tras el examen de los documentos es que el principal objetivo de los alemanes era facilitar mano de obra judía a la industria de guerra situada en Auschwitz. En cuanto a la deportación de los niños y personas no aptas para el trabajo, la intención era deportarlos al Gobierno General. Sin embargo, a causa de las circunstancias, fueron deportados también a Auschwitz, aunque probablemente solo de paso.
Esta versión resulta dificilmente conciliable con la teoría generalmente aceptada de la deportación para el exterminio. Si los alemanes realmente hubiesen querido aniquilar a todos los judíos, no se habrían molestado en confeccionar extensos memorandos sobre las condiciones que debían reunir los destinados a la deportación, ni habrían vacilado en incluir a niños. Lo lógico es que, ya desde el principio, hubiesen deportado a todo judío al que capturaran.

En definitiva, los documentos de la policía alemana de París no dan pie a pensar en ningún momento que el verdadero objetivo de los alemanes era exterminar a los judíos. Como ha reconocido un estudioso de los archivos del CDJC, "no hay un solo documento de nuestra colección que precise de manera unívoca esta ecuación siniestra deportación = exterminio"(14).

La conclusión es, obviamente, que de ningún modo puede sustentarse en estos documentos la

[32]

tesis de que los alemanes enviaban judíos a Auschwitz para ser exterminados en masa.


NOTAS

1. Centre de Documentation Juive Contemporaine (en adelante, CDJC), B VI-29, 15 junio 1942.

2. Jefe del departamento encargado de la deportación de los judíos.

3. CDJC, NG-183, 22 junio 1942.

4. CDJC, RF-1221, 26 junio 1942.

5. CDJC, VI-190, 27 junio 1942.

ó. CDJC, NG-183, 2 julio 1942.

7. CDJC, XXVb-55, 8 julio 1942.

8. CDJC, XXVb-60, 11 julio 1942.

9. CDJC, XXVb-80, 18 julio 1942.

10. Nombre con el que era conocida aquella parte del territorio de la antigua Polonia que no había sido incorporada al Reich y que estaba sometida una administración especial alemana.

[33]

11. CDJC, XXVI-46t 21 julio 1942.

12. CDJC, XXVb-123, 11 agosto 1942.

13. CDJC, XXVb-126, 13 agosto 1942.

14. STEINBERG, L.:
Les autorités allemandes en France occupée, pág. 99.

[35]


3 LA RESISTENCIA POLACA Y EL GOBIERNO POLACO EN EL EXILIO


Auschwitz (u Oswiecim, según la denominación polaca) hab ía pertenecido a Polonia hasta 1939. Tras la invasión alemana, Auschwitz y la Alta Silesia fueron anexionados al Reich. No obstante, el gobierno polaco en el exilio (en adelante GPE) que se formó tras la derrota no reconoció nunca las anexiones alemanas. Auschwitz, por tanto, seguía siendo considerado por el GPE como propio. En consecuencia, la resistencia clandestina polaca, que en su mayor parte seguía las instrucciones del gobierno en el exilio, también actuaba en Auschwitz y sus alrededores, donde existía además una cantidad considerable de población de origen polaco.

He partido por tanto de la hipótesis de que si en la segunda mitad de 1942 -periodo durante el cual tuvo lugar la deportación de judíos de Francia y Bélgica- se hubiese producido una masiva matanza de judíos en Auschwitz, la resistencia y el GPE habrían, muy probablemente, sabido de ella y habrían reaccionado de algún modo.

Veamos en primer lugar qué posibilidades tenía la resistencia polaca de obtener información de lo que ocurría en el campo.

Ya desde octubre de 1940 existía una organización de resistencia en el interior del campo de concentración. Había sido fundada por un oficial polaco, Witold Pilecki, que fue detenido y enviado a Auschwitz en septiembre de 1940. Por las mismas fechas se había constituido también un grupo de resistencia del partido socialista polaco. Más tarde, en 1941, se formó además una organización derechista(1).

Las distintas organizaciones establecían contacto entre sí más o menos frecuentemente en

[36]

función de sus afinidades nacionales o ideológicas.

Entre los objetivos de la resistencia estaba la "reunión de pruebas relativas a los crímenes cometidos por los SS y su transmisión al exterior"(2).

Las organizaciones clandestinas crecían conforme se iban extendiendo las instalaciones del campo de concentración. En Birkenau, filial de Auschwitz, existía ya una organización secreta desde finales de abril de 1942. El contacto entre la organización de Birkenau y la del campo central en Auschwitz se realizaba casi diariamente por medio de un enlace. Una de las tareas principales del grupo de Birkenau era la de obtener información(3).

Los efectivos de la resistencia crecían espectacularmente. Unicamente la organización de W. Pilecki disponía ya en 1942 de alrededor de 1.000 miembros entre Auschwitz y Birkenau. W. Pilecki afirma que solo en el mes de marzo de 1942 reclutó personalmente a más de 100 personas. Aparte estaban las fuerzas clandestinas de nacionalistas y socialistas(4). Los grupos de resistencia eran ya tan fuertes en el año 1942 que habían conseguido introducir sus tentáculos en los centros neurálgicos de la vida del campo. Sus miembros controlaban el hospital, la oficina de asignación de trabajo, la oficina central, la cocina, la oficina de construcciones, los almacenes de alimentos y de ropa, muchos destacamentos de detenidos ( Kommandos) e incluso el departamento pol ítico(5).

Por otro lado, los contactos entre el interior del campo y el exterior se veían facilitados por la propia situación de Auschwitz. Como ha reconocido el autor Walter Laqueur, Auschwitz no estaba en el desierto, sino en una zona densamente industrializada y muy poblada, cerca de ciudades importantes como Beuthen, Gleiwitz, Hindenburg (Zabrze) y Katowice. Auschwitz, además, era un

[37]

verdadero "archipiélago", con cerca de 40 subcampos que dependían administrativamente de él(6).

Además de la peculiar situación de Auschwitz, los contactos se veían facilitados por el hecho de que muchos de los detenidos realizaban trabajos fuera del campo, junto a la población civil, y porque numerosos trabajadores civiles trabajaban dentro del campo.

En concreto, por lo que respecta a los trabajadores civiles, baste decir que eran centenares y que había tanto alemanes como polacos. Estos trabajadores llegaban al campo por la mañana y se marchaban por la tarde al acabar su jornada laboral(7) . Su utilización se debía a la gran cantidad de trabajo que precisaba hacerse en el campo y al hecho de que entre los detenidos no había apenas trabajadores especialistas. Tanto civiles como detenidos trabajaban juntos(8).

A pesar de las medidas de vigilancia y control adoptadas (alambradas, torres de vigilancia, perros policía, patrullas, etc.) y a causa del creciente número de presos y al trabajo que se hacía fuera del campo, les era imposible a los alemanes prevenir el contacto de los detenidos con la población local, que era casi exclusivamente polaca(9).

Los contactos clandestinos entre el campo y el exterior adquirieron pronto carácter regular, sobre todo en lo relativo al intercambio de cartas y paquetes. Una de las organizaciones clandestinas del campo estableció pronto un enlace permanente que le permitía informar regularmente mediante cartas a un grupo de resistencia en Cracovia. En esta ciudad se han conservado 350 de estas, cartas, "fracción de un total mucho más importante"(10).

Además, se ha constatado la existencia en Auschwitz de una emisora de radio clandestina. Había sido instalada secretamente en el sótano del block 20

{38]

en la primavera de 1942. Por medio de contactos y correos la dirección del distrito de Silesia de la resistencia logró saber la longitud de onda en que emitía. La emisora estuvo funcionando durante siete meses, transmitiendo información sobre las condiciones de vida del campo, a pesar de lo cual los alemanes nunca lograron descubrirla. En el otoño de 1942 dejó de emitir(11).

A consecuencia de todo ello, ya en el primer año de vida del campo existía un permanente, aunque frágil, enlace entre éste y la sección de información del distrito de Cracovia de la resistencia polaca. Tan es así que a finales de 1941 fue creada en el cuartel general de la resistencia en Cracovia una célula especial para enlazar con el campo de Auschwitz(12).

Los contactos secretos Auschwitz-exterior eran frecuentes y estaban bien organizados desde 1942, de manera que W. Pilecki estaba en "constante relación" tanto con el cuartel general clandestino en Varsovia como con los comandantes de distrito de Cracovia y Silesia(13).

Las vías por las que se pasaba la información no eran siempre rigurosamente encubiertas. En numerosas ocasiones los mensajes salían de Auschwitz por un medio mucho más sencillo: llevados por los detenidos liberados por los alemanes. Las liberaciones de detenidos fueron particularmente numerosas durante 1942: hubo 952 liberaciones durante la primera mitad de ese año y 36 los seis meses siguientes l4,
De lo expuesto cabe extraer la conclusión de que a causa de su situación geográfica y de sus propias características como campo de trabajo abierto a los trabajadores civiles, Auschwitz no era de por sí el lugar más adecuado para guardar un secreto. Si a ello se añade la eficacia con la que trabajaban los

[39]
grupos de resistencia, que incluso manejaban emisoras de radio, habría que concluir que para la resistencia polaca el campo de Auschwitz era prácticamente transparente. En consecuencia, si en Auschwitz se hubiese producido un exterminio masivo de judíos, sin duda se habría conocido con detalle y en breve plazo en el cuartel general de la resistencia en Varsovia.


3.1 LOS INFORMES DE LA RESISTENCIA POLACA

La principal colección de documentos de la representación del GPE en el interior de Polonia la
Delegatura- sobre el campo de Auschwitz ha sido publicada por el PMO con el t ítulo Obóz koncentracyjny Oswi,ecim. W swietle akt delegatury rzadu RP na kraj (E1 campo de concentración de Oswiecim a la luz de los documentos de la Delegatura del gobierno de la República Polaca en el pa ís). Esta recopilación se ha realizado en base a los documentos originales contenidos en los archivos del Instituto de Historia del Partido del Comité Central del Partido Obrero Polaco Unificado (comunista)(l5). Esta obra es una recopilación, al parecer exhaustiva, de todos los documentos de la resistencia polaca relacionados con Auschwitz.

A continuación se relacionan y comentan brevemente todos los documentos publicados en esta obra correspondientes al periodo agosto-diciembre de 1942, durante el que supuestamente se produjo la matanza de decenas de miles de jud íos, entre ellos varios miles procedentes de Francia y Bélgica. Cada texto va encabezado por el título, nombre de la publicación o del documento y fecha.

[40]

a) "Memoria de la situación en el país en el período
comprendido entre el 16 de julio y el 25 de agosto de 1942"(16).
Se refiere que de vez en cuando se efectuaban revisiones a los enfermos. Parte de ellos iba a parar a las cámaras de gas.
Los jud íos no son mencionados.

b) "Información periódica" nr. 31 (56). Suplemento. 26 agosto 1942(17).
Contiene en su mayor parte informaciones facilitadas en la "Memoria" anterior.
Los judíos no son mencionados.

c) "Carta escrita en el campo de Oswiecim". 29 agosto 1942(18).
Trata de los métodos para matar prisioneros. Se señala la existencia de cámaras de gas: "Lo más terrible son las ejecuciones masivas por medio de gas en cámaras especiales (
w komorach specjalne)", donde caben 1.200 personas. "Están acondicionadas como ba ños con duchas, de las que desgraciadamente en lugar de agus sale gas ( zamiast wody wydobywa sie gaz)". Han muerto as í 300.000 personas. También son ejecutados de este modo los enfermos de tifus.
El texto tiene 68 líneas, de las que apenas 8 aluden a las cámaras de gas.
Los judíos no son mencionados.

d) "Información periódica" nr. 33 (58). 8 septiembre 1942(19).
"Oswiecim. El campo cuenta actualmente con alrededor de 100.000 prisioneros, de ellos alrededor de 70.000 judíos de toda Europa. En el campo se cuentan tantos casos de tifus que incluso la guardia SS no abandona el campo. Los prisioneros tampoco salen

[41]

al exterior a trabajar. Se aíslan bloques enteros. En el último mes se organizaron en el territorio del campo: 1) instalaciones de cámaras de gas (
zainstalowano komory gazowe), en las que se envenena a los jud íos (1.000 personas al día de media)...".

e) "Informe sobre la situación en el país en el período
26 agosto a 10 de octubre de 1942". 10 octubre 1942(20)·.
Contiene noticias del interior de Auschwitz fechadas a finales de agosto. En el curso de 1942 llegaron alrededor de 30.000 jud íos y 150 [15.000] judías y niños judíos. "De esta cantidad han sido inscritos en las listas de prisioneros alrededor de 3.000 judíos y 7.000 judías, todos los niños han sido enviados a las cámaras de gas". En las cámaras de gas "se envenenaba principalmente a prisioneros bolcheviques y judíos. De entre los polacos, sobre todo a los enfermos incurables".
Este informe tiene una extensión de 180 líneas aproximadamente, de ellas apenas 7 hacen referencia a los judíos y a las cámaras de gas.

f)"Información periódica" nr. 39

(64). 23 octubre 1942(21).

"Hasta el 15 de agosto [de 1942] el 'libro de fallecidos (
ksiega zmarlich) registraba oficialmente 18.800 incinerados. Pero aparte de estos números oficiales (prisioneros de Polonia y del Reich), murieron miles de jud íos de Polonia, Francia, Holanda y Alemania, además de serbios, checos, eslovacos, húngaros, incluso italianos, además seguramente de un número de polacos 'desplazados"'. El énfasis lo pone este documento en los prisioneros de guerra rusos: "llegaron a lo largo de 1941 alrededor de 60.000 y ninguno se salvó: sufrieron la acción de los gases de guerra (próbowano na nich

[42]

dzialania gazow bojowych)". Los bienes, oro y joyas confiscados a los jud íos de Francia y Holanda sobrepasaron los 60 millones de marcos de antes de la guerra. "Según el informe de un SS, se hacía trabajar a las cámaras eléctricas (komorach elektr.), donde se llevaba cada noche a 2.500 [víctimas]. Las ejecuciones tienen lugar en baños eléctricos y en cámaras de gas (Ia£ni elektrycznej i w komorach gazowych)". Los perros del campo exterminaban también a gran número de v íctimas.

g) l noviembre 1942 (documento sin encabezamiento)22.
Se ejecutaba a los prisioneros por medio de un "martillo neumático (
Lufthammer)". Se evadieron 70 prisioneros de guerra soviéticos.
Los judíos no son mencionados.

h) "Departamento de Información. Sección occidental". 12 noviembre 1942(23).
Contiene información recientísima del interior de Auschwitz: de los días 26 de octubre y 2, 3 y 4 de noviembre. Se informa sobre la ejecución de polacos y el aniquilamiento en cámaras de gas de prisioneros soviéticos. La única referencia a los judíos es la siguiente: "Los efectivos numéricos en el campo de concentración de Oswiecim se elevaban al 31 de octubre del año en curso a alrededor de 75.000 personas, tomando en consideración a los judíos estacionados en el campo".

i) "Memoria de la situación en el país en el periodo comprendido entre el 11 de octubre y el 15 de noviembre de 1942". 15 noviembre 1942(24).
Lo más significativo de este documento es lo siguiente: "El libro oficial de prisioneros incinerados en los crematorios de Oswiecim muestra

[43]

hasta el día 15 de agosto de este año 18.000 nombres de mártires. En este libro no figuran decenas de miles de personas que fueron llevadas a Oswiecim únicamente para ser exterminadas de inmediato en cámaras de gas. Afecta esto ante todo a prisioneros soviéticos y a judíos, pero también sin duda a cantidad de polacos".



j) "A la central (
Do centrali)". Noviembre 1942(25).

El t ítulo indica que el documento estaba destinado al GPE. En un anexo figuran varios textos bajo el epígrafe general de "Copias de memorias e informes del campo penal (
obozu carnego) de Oswiecim".
El primer informe contiene datos recogidos hasta el 15 de julio de 1942, antes de que empezara a llegar el grueso de los jud íos de Francia y Bélgica. Muchos transportes iban a la cámara de gas, que denomina
Degasungskammer (sic), entre ellos 12.000 prisioneros bolcheviques, 8.000 polacos y 35.000 judíos.

En el segundo informe ("Fragmentos de la descripción de uno de los prisioneros de Oswiecim") se hace una exposición general del campo. No se menciona el exterminio de jud íos.
En el tercer texto ("De la correspondencia de uno de los prisioneros de Oswiecim") se señala que cada semana llegaban normalmente "dos transportes de judíos de Eslovaquia, Francia y del Gobierno General. Los judíos del Gobierno General son envenenados en masa; es difícil determinar una cifra, pero es enorme". Y también: "Yacían unos 15.000 [judíos] en torno a las cámaras de gas, a pesar de que cada día se los llevaban en carretas".
El cuarto y último testimonio ("Fragmento de la correspondencia de Oswiecim") señala que se enviaba a los enfermos a las cámaras de gas o se les inyectaba veneno, práctica esta última que se aplicaba

[44]

cada vez más a menudo a los judíos.

k) "Informe semanal del Cuerpo Estatal de Seguridad
(Panstwowego Korpusu Bezpieczenstwa)". 1 diciembre 1942(26).
Informa sobre la llegada de convoyes de la prisión de Pawiak (Varsovia) y sobre la situación general en el campo.
Los jud íos no son mencionados.

l) "Informe semanal del Cuerpo Estatal de Sequridad". 10 diciembre 1942(27).
Se cita la evasión de prisioneros de Oswiecim.
Los judíos no son mencionados.

m) "El Gobierno General bajo el talón del terrible terror del ocupante". 20 diciembre 1942(28).

Se limita a mencionar la llegada de convoyes de polacos a Oswiecim.
Los judíos no son mencionados.

n) "Anexo nr. 44 del periodo 16-31 diciembre 1942". 31 diciembre 1942(29).
Se señala que entre los detenidos de Oswiecim hay 8.588 judíos, entre ellos 2.621 franceses. En el campo de mujeres hay judías de Francia. Por último, el documento menciona que se mata por medio de inyecciones de fenol en el corazón a judíos "con un claro estado patológico".

En resumidas cuentas: de los 14 documentos citados sólo
en 5 se hace referencia al exterminio de jud íos (documentos d, e, f, i y j) y en alguno de ellos de manera muy vaga. Además, las menciones del

[45]

aniquilamiento ocupan comparativamente poco espacio: por ejemplo, sólo
8 líneas de un total de 68 en el documento c y solo 7 líneas de un total de 180 en el documento e. En 33 páginas de apretado texto hay apenas unas pocas y, en general, vagas líneas relativas al aniquilamiento sistemático de judíos. Sin embargo, solo en el mes de agosto de 1942 llegaron una treintena de convoyes de judíos, principalmente de Francia, Bélgica y Holanda, pero también de Eslovaquia, Yugoslavia y Polonia. Es decir, prácticamente un convoy cada día. Sus integrantes, según se admite generalmente, iban a parar en su mayor parte a las cámaras de gas(30). Se trataba, por tanto, de una gran matanza que habría merecido en los documentos de la resistencia una mención más digna de notar que el silencio completo o meras referencias de pasada.

Por otro lado, las referencias a matanzas sistemáticas no son exclusivas de los judíos. Según estos documentos, se exterminaba también a prisioneros de guerra rusos, a polacos y a enfermos. Los judíos son en estos textos solo un grupo más al que los alemanes aniquilaban. Incluso en ocasiones se pone más énfasis en el exterminio de prisioneros soviéticos (documentos e, f y h), mientras que, de acuerdo con la tesis generalmente admitida, el aniquilamiento de soviéticos y de otros grupos habría sido insignificante frente a la masiva matanza de judíos.

No obstante, en un documento interno de la resistencia de enero de 1943 se hace mención de forma expresa a una gigantesca matanza de judíos. Este documento anuncia que desde la apertura del campo hasta el 15 de diciembre de 1942 502.000 judíos de Francia, Bélgiqa y Holanda fueron "intoxicados con gas (zagazowanych)(31). Sin embargo, esta cifra es exagerad ísima. Supone más del doble del número total de deportados de estos tres países a lo largo de toda

[46]

la guerra. Pero lo más importante a destacar es que la resistencia polaca no podía haberse enterado de este suceso de repente. Si una cantidad significativa de judíos hubiese sido exterminada, la resistencia sin duda lo habría sabido antes y lo habría mencionado de modo inequívoco y rotundo en alguno de sus documentos. En efecto, una matanza de esas proporciones no se podía haber ejecutado al instante, sino que tenía que haberse producido a lo largo de varios meses. Es por ello por lo que los 14 documentos de la resistencia antes expuestos constituyen, a mi juicio, un desmentido a esta nueva información.


3.2 LOS DOCUMENTOS DEL GOBIERNO POLACO EN EL EXILIO

Tras la invasión de Polonia por Alemania y la Unión Soviética en septiembre de 1939 se formó un gobierno polaco en el exilio. Este gobierno se fijó como misión combatir al lado de los Aliados para obtener de nuevo la independencia de Polonia. Tuvo como sedes sucesivamente París, Angers y, desde junio de 1940, Londres. Fue reconocido por todas las naciones aliadas.

El GPE de Londres mantenía estrecho contacto con su representación en el territorio ocupado, la Delegatura, y a través de ésta con todas las ramificaciones de la resistencia.

Los mensajes e informes eran enviados clandestinamente desde el interior de Polonia a Londres bien por radio (unos 300 al mes), bien a través de mensajeros (una vez al mes)(32). El GPE, por tanto, estaba al corriente de lo que suced ía en Polonia. Y si se hubiese producido una gran matanza de judíos a lo largo de

[47]

varios meses en Auschwitz, es lógico pensar que el GPE lo habría sabido en un plazo breve de tiempo y lo habría reflejado en alguno de sus documentos oficiales, especialmente en los que hacían referencia a los judíos en particular.

Veamos a continuación los principales documentos emitidos por el GPE en 1942 sobre lo que ocurría en el interior de Polonia.

a) "Informe sobre condiciones en Polonia (
Report on Conditions in Poland), 27 Nov 1942&nbsp"(33)

En el encabezamiento se indica que el GPE hab ía recibido el informe procedente de Varsovia el 27 de noviembre de 1942. El documento consta de 127 folios mecanografiados y está escrito en inglés. Está dividido en varios apartados y pretende dar una visión global del interior de Polonia desde la invasión alemana. Contiene información muy reciente, ya que cita acontecimientos producidos a principios de noviembre de 1942. El capítulo que aquí más nos interesa es el que hace referencia a la "persecución de los judíos" (págs. 58-59). Según el texto, los alemanes habían decidido exterminar a todos los judíos y estaban utilizando Polonia "como un lugar de descarga (
as a dumping place) para jud íos de toda Europa, con el expreso propósito de matarlos". Una vez en Polonia, los alemanes, "habiendo abolido los ghettos polacos, proceden a aniquilarlos por medio de armas poderosas y efectivas". Las ejecuciones se llevaban a cabo "por medio de ametralladoras, en cámaras de gas especiales, por electrocución o en 'trenes de la muerte"'. En este contexto el informe revela que "varios contingentes de judíos de Europa occidental han alcanzado ya el suelo polaco".

En uno de los apéndices del documento (VII-2) se habla de los campos de concentración donde

[48]

eran internados los polacos. Entre ellos es citado el campo de Auschwitz, del que se da información precisa sobre las condiciones de habitabilidad, higiénicas y de trabajo, así como sobre el vestuario, los castigos y la mortalidad. Es evidente, por tanto, que el GPE conocía bien lo que ocurría en el interior de Auschwitz.

Finalmente, el documento se explaya en los últimos apéndices sobre el aniquilamiento de judíos en diferentes partes de Polonia:en Belzec, donde los judíos eran electrocutados (apéndice 3), en Varsovia (apéndices 4, 5 y ó) y en los campos de Treblinka y Sobibor (apéndice 7). Sin embargo, en ninguna parte a lo largo del documento se precisa que los judíos estuviesen siendo aniquilados en Auschwitz.

b)"Informe (sprawozdanie)Nr. ó/42. 23 diciembre 1942"(34).
Se trata de un documento oficial mecanografiado, escrito en polaco y de una extensión de 82 páginas. Lleva un encabezamiento del ministerio del Interior, Sección Social. Va fechado en Londres el 23 de diciembre de 1942. Lleva la calificación de "secreto (
tajne)" y se indica que es para "uso exclusivo del servicio". Va firmado por el ministro del Interior, St. Mikolajczyk. Recoge información general del interior de Polonia correspondiente, en su mayor parte, a la segunda mitad de 1942.

El documento está dividido en varios cap ítulos y contiene distintos informes, memorias, mensajes y cartas enviados del interior de Polonia. Uno de ellos es una memoria sobre la situación general entre el 16 de julio y el 25 de agosto de 1942. El campo de Auschwitz es mencionado en relación con el envío de prisioneros polacos capturados en redadas masivas. Se mencionan matanzas de judíos en varios lugares: Lublin, Rzeszow, Tarnow, Cracovia, Lwow y

[49]

Varsovia. En concreto, se señala que había comenzado la liquidación del ghetto de Varsovia y que grandes cantidades de judíos eran aniquilados en los "campos de la muerte de Belzec, Sobibor y Treblinka II" (págs. 34-36).

El espacio más amplio del documento va dedicado a la "liquidación de los judíos en Polonia" (págs. 42-69), que se ocupa casi con exclusividad de la liquidación del ghetto de Varsovia.

Por último, el documento dedica dos páginas al campo de Auschwitz (págs. 70-71), aunque sólo contiene información hasta el 1 de junio de 1942. Menciona como métodos de exterminio el "martillo neumático (Hammerluft)", los fusilamientos y las cámaras de gas. Este último método era utilizado para matar enfermos, personas no aptas para el trabajot bolcheviques "y últimamente convoyes de jud íos ( i ostatnie transporty zydów)". Esta constituye la única alusión en todo el informe a los jud íos en Auschwitz.

c) "El exterminio en masa de judíos en la Polonia ocupada por los alemanes
(The Mass Extermination of Jews in German Occupied Poland)"(35).
Es un documento oficial, escrito en inglés, del ministerio de Asuntos Exteriores del GPE. Fue publicado en Londres en diciembre de 1942. Contiene varios textos y declaraciones oficiales del GPE emitidos entre el 27 de noviembre y el 17 de diciembre de 1942. El documento está destinado espec íficamente, como se ñ ala su título, a llamar la atención del mundo sobre las matanzas de judíos que supuestamente practicaban los alemanes.

El documento dice reunir los "más recientes informes" recibidos de Polonia "durante las últimas semanas" sobre los "nuevos métodos de matanza en masa aplicados durante los últimos meses" (págs. 4-5). Se enumeran los diferentes lugares donde se

[50]

llevaba a cabo el exterminio de judíos, citándose una veintena de localidades, con especial mención del ghetto de Varsovia. Lo más importante a destacar es que este documento, que declara tener una amplia y recientísima información sobre lo ocurrido a los judíos en Polonia, no menciona ni una sola vez el nombre de Auschwitz.

d) "Polish Fortnightly Review"
La "Polish Fortnightly Review" era una publicación oficial quincenal del ministerio del Interior del GPE. Constituía uno de "los principales vehículos para difundir la propaganda polaca en lengua inglesa" y el medio principal "a través del cual el gobierno facilitaba información a la prensa occidental"(36)

Desde el primer número de esta revista, en julio de 1940, hasta el 1 de mayo de 1945, no se encuentra el más mínimo vestigio de que los judíos fuesen exterminados en Auschwitz. Con la particularidad de que si bien el campo de Auschwitz es repetidamente mencionado, no hay la menor referencia a que allí se exterminase a judíos y, paralelamente, si bien el exterminio de judíos es citado con frecuencia, nunca se menciona que se produjera en Auschwitz(37).

En definitiva, parece evidente que el exterminio de judíos constituía uno de los puntos centrales de la propaganda polaca a finales de 1942. Esta propaganda enumeraba con frecuencia los lugares donde supuestamente se practicaba esta matanza. Y es muy significativo que entre la cincuentena de localidades en las que, según los documentos citados, se exterminaba a judíos, no estuviera Auschwitz. Por otro lado, estos informes indican claramente que lo que ocurría en el campo de Auschwitz era conocido por el GPE.

[51]

La conclusión que cabe extraer entonces es que si el GPE no reveló que en Auschwitz se estuviera llevando a cabo tal matanza, cuando debería de haberlo hecho porque convenía a su propaganda y porque sabía lo que pasaba en el interior del campo, se debe -con toda probabilidad- a que en Auschwitz no se produjo aniquilamiento de judíos alguno, al menos no lo bastante significativo como para ser revelado.

Por tanto, tampoco en base a los documentos de la resistencia polaca y del GPE cabe admitir que se estuviera practicando en Auschwitz en 1942 una matanza de judíos en general y de judíos de Francia y Bélgica en particular.


NOTAS

1. JAROSZ, B.:
Le mouvement de la résistance a l'intérieur et à l'extérieur du camp, págs. 145-147, 150.
2. JAROSZ, B.:
Le mouvement de la résistance a l'intérieur et a l'extérieur du camp, pág. 158.
3. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, págs. 97
4. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, pág. 110.
5. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, pág. 175.
ó. LAQUEUR W.:
The Terrible Secret págs. 22

7.LAQUEUR, W.: The Terrible Secret, pág. 24.
8. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, pág. 43.
9. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, págs. 43-45.
10. LANGBEIN, H.:
Hommes et femmes à Auschwitz, pág. 252.
11. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, págs. 100 --101.
12. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, pág. 46.
13. GARLINSKI, J.:
Fighting Auschwitz, págs. 102, 143.
14. LAQUEUR, W.:
The Terrible Secret, pág. 169.
15.
Obóz koncentracyjny Oswiçcim ( en adelante Obóz), pág. XIII.
16.
Obóz, págs. 36 --38.
17.
Obóz, págs. 39 --40.
18.
Obóz, págs, 42 --43.
19.
Obóz, pág. 44.
20.
Obóz, págs. 45 --50.
21.
Obóz, pág. 52.
22.
Obóz, pág. 54.
[53]

23.
Obóz, pág. 55.
24.
Obóz, pág. 56.
25.
Obóz, págs. 58 --70.
26.
Obóz, págs. 72 --73.
27.
Obóz, págs. 73 --74.
28.
Obóz, págs. 74 --75.
29.
Obóz, págs. 75 --76.
30. CZECH, D.:
Kalendarium, 1989, págs. 263 --292.
31.
Obóz, págs. 79 --80.
32. BOR--KOMOROWSKI, T.:
The Secret Army, pág.150.
33. Hoover Institution, Poland, Ambasada (U.S.), Box 29.
34. Hoover Institution, Poland, Min. Spraw Wewnetrznych, Box 3.
35. Studium Polski Podziemnej, 2318.
36. ENGEL, D.:
In the Shadow of Auschwitz, págs. 192, 172.
37. Para más detalles véase AYNAT, E.:
Auschwitz & the Exile Government of Poland in the "Polish Fortnightly Review".


1. La versión impresa lleva el facsimile del documento, con el encabezamiento de Documento II.


1 - 2 - 3 - 4


La versión original de este documento:
Consideraciones sobre la deportación de judíos de Francia y Bélgica al este de Europa en 1942, Valencia, Apartado de Correos, 12.083, 46020 Valenciaz, España. © Enrique Aynat Eknes




"Israel en tanto que estado judío constituye un peligro no sólo para sí mismo y sus habitantes sino para todos los judíos y para todos los demás pueblos y estados de Oriente Medio y de más allá de esta región."

- Prof. Israel Shahak, autor antisionista israelí.


Palestine banner
Viva Palestina!

Últimas incorporaciones


 Ahmed Rami de Radio Islam: "Yo quise matar a Hassan"
Corrupción y crímenes en la corte de Hassan, Marruecos

El Holocausto bajo la lupa - Testimonios oculares versus leyes de la naturaleza
Por Jürgen Graf

La Argentina en el espacio geopolítico del terrorismo judío
Por Norberto Ceresole

Fotos 

Supremacismo Judío - El Poder judío en la Sombra    
Por David Duke


Talmud unmasked
El Talmud: Manual operativo sionista


El lobby israeli y la politica exterior estadounitense
Por John J. Mearsheimer & Stephen M. Walt

El poder judío en Occidente y en Oriente - Por Norberto Ceresole

La capitulación no es una opción
Por Jan Myrdal. Interview por Al-Intiqad, jornada de Hezbollah

Mi Lucha - Mein Kampf
Por Adolf Hitler

"Si yo fuera un líder Árabe nunca haría la paz con Israel. Es natural: hemos ocupado su tierra."

- David Ben-Gurion, Primer Ministro de Israel


Como Fue Inventado El Pueblo Judío - Por Shlomo Sand


 Víctimas del Sionismo
 Los Revisionistas



Listado de Judíos famosos y influyentes en Latinoamérica y España
Argentina, Mexico, Peru, Chile, Uruguay, Colombia, España 

Las victorias del Revisionismo
Por Robert Faurisson

The Jewish hand behind Internet The Jews behind Google, Facebook, Wikipedia, Yahoo!, MySpace, eBay...

208 personalidades opinan sobre los judíos


Ahmed Rami entrevista al general Remer en ALSHAAB


El lobby pro-Israel y la política de Estados Unidos en Oriente Medio - Por James Petras

The Founding Myths of Modern Israel
Garaudy: "Los Mitos Fundacionales
del Estato de Israel"


La Logia B'Naï B'Rith

Reel Bad Arabs - Revealing the racist Jewish Hollywood propaganda

El Estado de Israel armó las dictaduras en América Latina

En las camaras de gas de Auschwitz - Por Fred Leuchter

The Founding Myths of Modern Israel
Shahak: "Historia judía"


Sionismo y Fascismo. El sionismo en la época de los dictadores - Por Lenni Brenner

Protocolos de Sion

Vídeos - Importante colección 

Citas de Judíos Sionistas notorios

La Mafia Judía en la Argentina
Por Fabián Spollansky

Caricaturas  

Activismo! - Únete a la lucha!


Down with Zio-Apartheid
 Stop Jewish Apartheid!