HOME  
Importantes personalidades judías afirman:

"Simon Wiesenthal es un Estafador

Profesional"


Conocido mundialmente como el legendario cazador de nazis, Simón Wiesenthal ha sido llevado por la propaganda sionista a la condición de máxima autoridad y símbolo viviente sobre la cuestión del "holocausto" y su "inexorable castigo". Especializado en perseguir octagenarios y nonagenarios por distintas partes del planeta bajo los cargos y las acusaciones más terroríficas y tenebrosas, es ya imposible separar la figura de Wiesenthal del tema mencionado. El personifica la furia insaciable de Israel, y su estatura moral, el cuestionable cimiento, veracidad y justicia de la causa que representa.

En nuestro país, Wiesenthal ha sido en su oportunidad invitado por el gobierno de Menem como huésped oficial, con la potestad de meterse él - o quien designe- en cuanto archivo o repartición del Estado Argentino estime oportuno... toda una manifestación de soberanía por parte del régimen que nos toca padecer. En la actualidad incluso, el representante local de Wiesenthal ha sido incluído en una comisión creada por el Poder Ejecutivo y encargada de investigar las supuestas toneladas de oro que habrían traído los "nazis" a la Argentina.

Para tomar cabal conciencia de quién es este personaje vamos a reproducir algunas de las opiniones que sobre él tienen importantes personalidades judías, que pese a su condición de tales - e insospechados de antisemitismo - parecen no compartir la "verdad histórica" que desde hace más de medio siglo se nos quiere imprimir a fuego en nuestras mentes.

Opinión del ex Canciller Bruno Kreisky

El ex canciller socialdemócrata de Austria y judío el también, Dr. Bruno Kreisky, acusó a Simón Wiesenthal de ser un "asesino de reputaciones" y a su Centro de Documentación Judía de Viena de "maffia cuasi política". El diario Salzburger Nachrichten (Noticias de Salsburgo) del 11 de octubre de 1975 - donde se consignan las declaraciones del hastiado canciller -, continúa reflejando las palabras del Dr. Kreisky quien dice que " Wiesenthal no es muy riguroso en cuanto a la verdad, en sus métodos no es muy preciso y trabaja con trucos..."

En otras palabras, que lo califica de mentiroso, que fabrica "pruebas" y que, finalmente, es capaz de aplicar los mismos métodos del MOSSAD (Servicio de Inteligencia Israelí), ya que "lesiona en la forma más crasa los principios de un Estado de Derecho." (sic).

"Los métodos de Wiesenthal -continúa Kreisky- no contribuyen a superar el pasado, ellos no hacen sino abrir cada vez de nuevo el pasado..." y advierte sobre el crecimiento del antisemitismo, de lo que culpa a Wisenthal y a su banda.

Opinión del Dr. Charles Fischbein

El Dr. Fischbein fue durante más de once años miembro de organizaciones judías, así como director del Jewish National Found (Fondo Nacional Judío) en los Estados Unidos. Asqueado de tanta hipocresía y mentira, renuncia por "razones de conciencia" a todos sus cargos hacia 1983. Su testimonio es una acusación frontal sobre los fines, métodos y consecuencias de esta verdadera "cacería de fantasmas" como él mismo la define.

"Si las atrocidades referidas por los sionistas - dice Fischbein en el periódico norteamericano Spothlight -, de los cuales fueron víctimas los judíos y otros, a manos de los alemanes durante la IIa. Guerra Mundial son auténticas, queda para el escrutinio de los historiadores. Sin embargo, el concepto mismo de holocausto se ha convertido en una industria. Las organizaciones sionistas desarrollan slogans tales como "Somos Uno". Los miembros de la Liga de Defensa Judía, organización todopoderosa, utilizan el slogan "Nunca Más", todo en un intento de crear un mercado en el cual vender sus tácticas intimidatorias que buscan crear la solidaridad para apoyar sus posiciones políticas."

Respecto a Simón Wiesenthal, la opinión del Dr. Fischbein no puede ser más lapidaria: "Si Ud. quiere sacar beneficio de sus pérdidas nunca permita que su enemigo muera. Este es un principio vivo y vigente en el "Simón Wiesenthal Center", una organización que obtiene millones de dólares anualmente cazando "criminales de guerra nazis" y respaldada por las organizaciones de "sobrevivientes del holocausto" que lucran obteniendo millones de dólares para perseguir a villanos FICTICIOS y difundir HECHOS INEXISTENTES y la cual brega permanentemente por mantener vivo a Joseph Mengele a toda costa..."

" Yo - continúa Fischbein - como judío y antiguo director ejecutivo del Fondo Nacional Judío de Washington soy plenamente consciente de las técnicas usadas por Wiesenthal y otros para mantener viva la memoria del "enemigo"... Es una triste realidad que los judíos permitan que gente como Wiesenthal ataque a cualquiera que tenga una diferente interpretación histórica y lo rotulen como "antijudío"..."

Las citadas opiniones nos eximen de mayores comentarios sobre la trayectoria de este estafador profesional llamado Simón Wiesenthal.

La última: Wiesenthal quiere perseguir a Biondini

Habiéndosele agotado el negocio de perseguir ancianos por el mundo, la mayor parte de los cuales ya están muertos o terminaron sus días en la cárcel, parece ser que ahora las fobias y recursos para conseguir fondos de Wiesenthal intentan renovarse en forma harto original. Ya no importa si Ud. estuvo o no en la Segunda Guerra Mundial, es más, tampoco importa si Ud. nació muchos años después de concluído el conflicto o cuál es su nacionalidad; para Wiesenthal su ideología, su pensamiento político, lo convierten en un nuevo criminal de guerra, pasible de ser castigado y perseguido.

Aunque esto parezca delirante no le es para el "cazador de nazis", quien en un amplio reportaje que le hiciera la prestigiosa revista argentina, Gente y la Actualidad, el 4 de julio de 1996, sostiene en primer lugar su odio contra el máximo prócer argentino, el General Perón : "Perón fue el que les abrió las puertas (a los nazis)..." , y a continuación afirma que ahora ya el problema no son los ancianos sino los "neonazis", diciendo textualmente: "Una de mis secretarias está investigando sobre el fenómeno de los neonazis en el mundo, incluída la Argentina...cuidado, los auténticos neonazis existen y representan un peligro mayor que el de los skinheads."

Requerido por la periodista para que identifique dicho "peligro" en la Argentina, la cronista relata que "Wiesenthal la interrumpe con un gesto, llama a su secretaria y le pide algo. A los pocos segundos, la mujer regresa con algunas tarjetas escritas a máquina..." y Wiesenthal le dice: "Neonazis...mira, ¿los conoces?, anota: Alejandro Biondini de "Alerta Nacional"...", y continúa dando cuatro o cinco nombres de dirigentes de la agrupación, entre ellos el del camarada René Tulián, asesinado por el gobierno de Menem y el sionismo el 4 de julio de 1991.

Es importante destacar que la nota de Gente es ilustrada con una foto de Wiesenthal y abajo con una foto de Biondini cuyo pie dice: "Neonazi. Alejandro Biondini, líder de Alerta Nacional, figura en los archivos de Wiesenthal".

En esta permanente y desatinada provocación e incitación a la violencia que realiza Wiesenthal a nivel internacional, vemos la calaña de quien ha hecho del odio, de la persecución y de la calumnia un estilo de vida. Su resentimiento no tiene edades ni fronteras. En el caso de Biondini, estamos hablando del caudillo indiscutido del Nacionalismo Argentino, proscripto en su actividad política por el obsecuente y servil gobierno de Menem. Y ahora, levantando su voz al mundo como Kalki, como director de LIBERTAD DE OPINION.

Pero no nos preocupemos. Un Hombre vale por su amigos, pero sobre todo por su enemigos. Wiesenthal muy pronto no será más que un mal recuerdo. Y Kalki crecerá en las voluntades y las conciencias. Desde Argentina y hacia el continente, hay un Nuevo Orden en marcha. Nuevas juventudes se mueven en la aurora. Kalki vencerá.